©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

30 abr. 2009

Apuntes de piquituertos

Primeros instantes de un nuevo día. Como suele ser habitual, un pequeño grupo de 8-10 piquituertos se posan en los restos de un árbol de buen porte. El sol ilumina las ramas más altas y en ellas, estas aves de retorcido pico, se solean y acicalan su plumaje, momentos que aprovecho para tomar unos rápidos apuntes antes de que inicien su actividad.

24 abr. 2009

Hembra de cernícalo vulgar

Tengo la suerte de tener (entre otras cosas) por vecinos, muy cerca de casa, a una pareja de cernícalos vulgares que me brindan la oportunidad de observarles muy a menudo. En especial la hembra, que parece ser más confiada que el macho y tolera más mi presencia, dedicándose a sus tareas habituales ignorándome por completo. Bueno, del todo se yo que no. Como buena rapaz que es, nada ni nadie escapan a su penetrante mirada. Hace unos días pude observarla durante bastante tiempo, no se cuánto, la verdad, una porque desde hace varios años he dejado de llevar reloj y otra, porque cuando estoy en el campo pierdo la noción de la medida del tiempo tal y como la tenemos los humanos. Ese día se encontraba posada en lo alto del esqueleto de lo que un día sería sin lugar a dudas un magnífico almendro. Estaba quieta, tan sólo realizaba giros con la cabeza. Desde su posición dominaba unos terrenos, abandonados hoy en día para el cultivo y que por tanto habían sido colonizados de nuevo por diferentes especies de matorrales. De pronto, saltaba como un resorte, realizaba un rápido y suave planeo, deslizándose a un punto concreto, para dejarse caer de pronto, unas veces después de un leve cernido, como una piedra. Otras veces, directamente. En ocasiones realizaba dos o tres saltos por el suelo, como persiguiendo algo. Después reemprendía el vuelo regresando de nuevo al almendro. Si llevaba las patas colgando y una de las garras cerrada, apretada, es que la cacería había tenido éxito. Una vez de nuevo en su rama, daba cuenta de su presa. Insectos y algún que otro roedor fueron su dieta. Era increíble, como era capaz de distinguir entre la maraña de ramas, hojas, flores y piedras los animales que allí se escondían. Podía haber perfectamente de 15 a 20 metros desde donde se encontraba hasta donde realizaba la captura. Disfrute como un niño todo el tiempo que estuve contemplándola. También tuve tiempo para tomar algunos apuntes. Ya en el estudio empecé a trabajar en una nueva obra partiendo de esos apuntes. A la hora de elegir la técnica con la que resolverla, elegí la sanguina. Hacía tiempo que no hacía nada con estos lápices de óxido férrico y lo cierto es que el color del plumaje de la hembra del cernícalo me recordaba el color de la sanguina. Esa tarde, impresionantes cúmulos llenaban el horizonte y sirvieron de fondo. Sanguina sobre papel, 2009 50 X 32,5 cm

15 abr. 2009

Aves primaverales (I)

La primavera trae innumerables cambios, creo que es algo que no se le escapa a casi nadie. Entre ellos, unas aves se marchan de nuestras tierras y, otras hacen justo lo contrario, poblando de nuevo nuestros campos para iniciar una etapa muy importante de su vida: la reproducción. La continuidad de la especie. Alcaudones y collalbas son algunas de ellas. Grafito sobre cuaderno Moleskine.

La collalba (detalle)

La collalba

En estas fechas andan llegando las collalbas rubias desde sus cuarteles de invierno en África, donde pasan el invierno. Normalmente llegan antes los machos, que conquistan y defienden su territorio a la espera de la llegada de las hembras. Grafito sobre papel, 2008

7 abr. 2009

Despertado por las primeras luces

Un mochuelo común, dormita en un viejo almendro. Poco a poco, las primeras luces de la mañana empiezan a deslizarse por el paisaje hasta encontrar a esta rapaz nocturna, que acaba despertándose. Grafito sobre papel, 2008

El posadero

Una hermosa tarabilla común utiliza frecuentemente esta vieja estaca utilizada a modo de rudimentaria cerca para otear a sus posibles presas que se mueven por el terreno. Grafito sobre papel, 2008


Malvasías

Un rápido esbozo de una pareja de malvasías cabeciblancas. Grafito en barra sobre papel, 2008

El espejo vivo


Espejo donde se reflejan luces, sombras y formas. Pero además en su interior encierra multitud de vidas. El martín pescador, sabedor de este tesoro, ha encontrado la forma de penetrar en este espejo para conseguir su alimento. Óleo sobre panel, 2008

1 abr. 2009

Lince entre dunas

Otro paisaje dunar de Doñana, con un lince de protagonista.

Encuentro en el cañaveral

Está fue mi primera incursión con el óleo, en la que experimenté sobretodo con las texturas de las hojas y los reflejos y transparencias del agua. Aunque había mucho que mejorar, lo cierto es que me encantó trabajar con el óleo y con el sigo. Comentar que el óleo empleado en esta obra no es el usual de toda la vida, sino el soluble con agua, con lo que evitamos la utilización de la esencia de trementina y por tanto su toxicidad. Quizás como pega tiene que a la hora de mezclar los colores o conseguir una mayor fluidez del color, la mezcla y la disolución con el agua es más costosa comparada con el óleo tradicional. Los resultados, eso sí, los mismos. Óleo sobre tabla, 1999