©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

9 may. 2010

Cantos de abril

Un macho de triguero (Miliaria calandria) lanza su canto desde la rama más prominente de su territorio en una recién comenzada mañana de abril. Con ese canto, muy repetitivo, por cierto, además de enriquecer la banda sonora de nuestros campos, es utilizado para emitir mensajes. Entre otros, advierte a posibles competidores de que esa parcela ya tiene dueño y que está dispuesto a defenderla. Así que tendrán que buscar otra. Y mientras observo a este escribano en sus tareas, reparo en la ocupación y transformación a la que sometemos a nuestro paisaje. Carreteras, núcleos urbanos, cables, edificaciones de todo tipo, más cables, postes, vallas, muros, tierras de cultivos... Asfalto. Cemento. Hierro. Plástico. Ocultando cualquier vestigio de vida. Es cierto que animales y plantas compiten por un espacio en el que vivir y en el que reproducirse. Pero lo hacen según las reglas establecidas por la Naturaleza. Nosotros nos hemos saltado todas y cada una de esas reglas. Es más, hemos creado las nuestras propias, que no benefician ni siquiera al mismísimo ser humano. Bueno, sólo buscan beneficiar a un reducido y selecto número de esos seres humanos. Es por eso mayor mi admiración si cabe hacía esos animales y plantas que en estos días primaverales llenan nuestros campos, montes, ríos, lagos, bosques, pueblos, ciudades... desafiando y superando todos los obstáculos que les interponemos, adaptándose, intentando incluso sacar provecho, dotando nuestro entorno de luz, color y música aunque la mayoría de nosotros no nos percatemos. La vida en su irrefrenable carrera de crear vida, pese a todo y pese a nosotros.

Cantos de abril. Triguero. Grafito sobre papel Caballo, 30 X 22 cm., 2010

7 comentarios:

  1. Una maravilla Lluís. No se me ocurre más. Un pájaro tan escandalosamente agradable con su canto como el verdecillo, que alegran nuestros campos desde las ramas bajas de las lindes. Por cierto, las hojas del almez han quedado bordadas. Sigue cantando, digo…, dibujando así Lluís.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Te superas en cada nuevo trabajo Lluis, .. un contraluz espectacular. Me gusta como pese a ser un contraluz has sacado partido de una amplia gama de grises con un contraste muy interesante. Es de tus trabajos en grafito el que mas me gusta, de los que conozco .. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Ese triguero desgañitándose es hasta un retrato psicológico. Pero, además, como bien observa Javier, las hojas y frutos de esa ramilla de almez son la radiografía de una delicadeza.
    Un canto a la Vida y a la sensibilidad de quien la percibe y sabe plasmarla así en un papel.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  4. Estoy con mi amigo Francis, para mi sin duda es el mejor trabajo en grafito de los que he visto tuyos, aunque seguro que saldrán mejores a medida que "afines el lápiz"!! Una pasada de contraluz, de sombras y luces.. lo que te digo muchas veces, no entiendo como consigues esos efectos con el lápiz. Un abrazo compañero!

    ResponderEliminar
  5. Impresionante Lluis.¡Vaya dominio del lápiz! A mí lo único que me sale del lápiz, son garabatos. Sigue deleitándonos con tu trabajo.
    Abrazos
    Potri

    ResponderEliminar
  6. No me cabe la menor duda, al igual que dice Senci, que este grafito del triguero es la mejor obra que te he visto usando grafito. Y ello, sabiendo que las otras también son espectaculares. Eso quiere decir que te superar día a día y que estoy seguro que llegarás a un nivel impresionante con este medio. Felicidades.

    ResponderEliminar
  7. Wow! Amazing light! Amazing how you captured it in B&W!!
    Szabi

    ResponderEliminar