©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

28 dic. 2010

Disfruta...

... de este año que estamos a punto de empezar a recorrer.

Disfruta de las luces, colores y sonidos de cada amanecer como si fuera el primero.

Disfruta de igual manera cada atardecer.

Disfruta de los paisajes con árboles desnudos con que nos obsequia el invierno.

Disfruta del agua invernal, vestida de hielo y nieve. Siente su tacto.

Disfruta de la vida que adaptándose a las reglas que impone la fría estación la comparte contigo; pisando por donde tu pisas; respirando el mismo aire; bebiendo la misma agua.

Disfruta de cada minúsculo detalle en el paisaje, en la luz, en los sonidos del viento, en los sabores del aire, que te van indicando que la primavera se acerca.

Disfruta de la explosión de luz y de temperaturas más suaves.

Disfruta de la explosión de alegría de plantas y árboles, que contagian a aves, mamíferos, reptiles, anfibios, insectos... déjate contagiar de esa alegría.

Disfruta del milagro de la vida, que se reinventa continuamente, en millones de formas, tamaños y colores.

Disfruta de cada una de esas vidas, pues es única e irrepetible. Tú también lo eres.

Disfruta de las músicas que suenan incesantemente por todas partes.

Disfruta de esa lluvia generosa que te sacia la sed y que alimenta la vida.

Disfruta de cada detalle, de cada pequeño instante, después de la lluvia.

Disfruta del mágico arco iris, paleta de donde nacen todos los colores.

Disfruta del inmenso lienzo que es el planeta donde vives y de los infinitos colores con los que se cubre a cada instante. Y de cómo al otro instante han cambiado. Y vuelven a cambiar.

Disfruta por igual contemplando a una diminuta hormiga atareada en sus tareas de cada día y a una poderosa águila real que surca el azul cielo por encima de tu cabeza.

Disfruta del verano, continuación de la primavera para ir poco a poco apaciguando a todos sus contertulios. Es tiempo de ir relajándose. Ya no son necesarias las prisas. Nunca lo son.

Disfruta de una estación que te baña con luz y calor.

Disfruta de esos paisajes dorados al atardecer.

Disfruta de la frescura del agua y de cuán necesaria es para la vida. De que hay por tanto que mimar hasta la última gota.

Disfruta del cambio de color en la vestimenta de algunos árboles y plantas. Amarillos, ocres, naranjas, rojos... visten el paisaje. Iluminan tus retinas y te anuncian que el otoño ya está aquí.

Disfruta de los sonidos del silencio.

Disfruta con esas nuevas vidas que vienen a compartir el paisaje contigo, sustituyendo a las que se han ido a otros lugares.

Disfruta de un nuevo invierno casi finalizando el año. Y vuelta a empezar, porque la vida tiene tal ímpetu, que nunca se detiene. Nada la detiene.

Disfruta de todo lo que hay a tu alrededor. Cierra los ojos y mira. Mira cada forma de vida; cada brizna de hierba; cada piedra; cada sonido; cada silencio; cada luz; cada oscuridad; cada cambio en el paisaje y descubrirás que verdaderamente no necesitas tanto para disfrutar, para ser feliz. Descubrirás que necesitas de todo lo que tienes a tu alrededor para sentirte bien; para disfrutar. Y llegaras a esta conclusión porque te darás cuenta de que tú no eres tan diferente; de que tú eres una pieza más del fascinante entramado que es la Vida. Y de que cada pieza es única, irrepetible e irremplazable. Te convencerás por completo de que necesitamos cambiar el rumbo de nuestra sociedad. Que es sumamente necesario. Y además, que es posible un mundo sin guerras, ni hambres, ni injusticias, ni destrucción. Está en nuestras manos.

Disfruta, por tanto, de este año que está a punto de comenzar.

Disfruta de la belleza.

Disfruta de la vida.

Disfruta con la Vida.

Hazlo por ti y lo estarás haciendo también por todos los que no tienen la más mínima oportunidad.

Disfruta...

17 comentarios:

  1. Pues a disfrutar se ha dicho. Que ganas tengo de salir a la búsqueda de nuevo material.
    Te ha quedado un lugano espectacular, posado sobre la nieve posada en la fina rama.
    Qué ganas y paciencia le dedicas a todos tus trabajos Lluís, es para tenerlo en cuenta a la hora de emprender cualquier iniciativa.

    Abrazos y disfruta de todo lo expuesto tu también.

    ResponderEliminar
  2. sobre todo disfruta de vivir cada día.
    un gran abrazo amigo, maravillosas palabras hoy encuentro en tu casa, realmente maravillosas.

    otro abrazo

    Pao

    ResponderEliminar
  3. Emotiva entrada. Yo estoy dispuesta a seguir tus consejos. Muchas gracias Lluís. Te mando felicidad de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Buen trabajo artístico y bonito texto.
    Feliz año

    ResponderEliminar
  5. Y... disfrutando de tus estupendos trabajos. La nieve derritiéndose lentamente y ese Lúgano de quitar el hipo.
    Abrazos
    Potri

    ResponderEliminar
  6. Feliz año Lluis.
    El lúgano espectacular.
    Los clásicos utilizaban la expresión "carpe diem" para decir eso mismo, pero claro decirlo en latin es mas adusto y se entiende menos.
    Fernando Camuñas

    ResponderEliminar
  7. ...Y disfruta de la fruta, y de todos los frutos de la Vida.

    Te deseo 2011 disfrutes y una natural felicidad.

    ResponderEliminar
  8. Pues si, Javier, vamos a ello. Tenemos tanto para disfrutar al alcance de la mano que es muy triste comprobar la cantidad de gente que no se da cuenta de ello. Abrazos

    Cada día, cada minuto y cada segundo, Pao. Hay que saborear hasta el más mínimo susurro. Abrazos

    Thanks Colette. I wish you a year full of encounters with art and beauty. Greetings

    Miazuldemar, yo ya se que disfrutas del más mínimo detalle. Te reenvío yo también un enorme montón de felicidad. Gracias. Abrazos

    Gracias Al-axara. Os deseo también un Feliz Año. Abrazos

    Gracias Antonio. El deseo de disfrute es mutuo. Gracias por tu arte. Abrazos

    Gracias Fernando por tus deseos y por tu apunte de la literatura clásica. Feliz año a ti también. Abrazos

    Tienes toda la razón, Javier. Hay que disfrutar también de la saludable fruta. El deseo es reciproco. Abrazos

    Gracias a todas y a todos los que os pasáis por aquí. Y gracias por vuestros comentarios. Os espero y leo en el próximo año. Esto no sería lo mismo sin vosotr@s.
    Que el próximo año os colme de felicidad y naturaleza a raudales.

    ResponderEliminar
  9. I seguir gaudint també de les teues paraules i el teu treball... Feliç any, Lluís!

    ResponderEliminar
  10. ¿Y que suele ser lo que no nos deja disfrutar de la vida? A menudo es lo siguiente: el dolor del pasado.

    Precisamente por eso, poder disfrutar de la vida en parte consiste en aprender a dialogar con nuestro pasado. Con el pasado inscrito en nuestra mente, claro está (aparte de ese, ¡no existe otro pasado!). Y la clave de ese humanísimo diálogo es la sutilidad. La misma sutilidad que fluye como torrente, precisamente, en tus magníficos dibujos.

    Ramón García Durán
    www.apuntesdenaturaleza.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Procuraremos disfrutar de todo ello y sobre todo de tus magníficos dibujos. Este que nos muestras hoy es una preciosidad.

    Buen día

    ResponderEliminar
  12. Qué bellas palabras Lluis, muchas gracias por cada una y por cada pincelada que nos regalas.
    Disfruta este nuevo año.
    AAbrazos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta que de vez en cuando los artistas se expresen escribiendo, pués suelen ser palabras que tienen mucho que ver con lo que muestran en los lienzos. Por mi parte, seguiré disfrutando de tu arte y de tu amistad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. sabiduría en tus palabras, maestría en tus trazos, ... se hará lo que se pueda por disfrutar de tanto regalo que la vida nos brinda. Un abrazo Lluis.

    ResponderEliminar
  15. Bellas palabras y sincera recomendación Lluis.
    Lástima que no siempre podamos hacerlo aunque sería de necios no intentarlo al menos.
    Me gusta la nueva imágen del blog acorde con la climatología."Renovarse o .... renovarse".

    Un abrazo,
    Juan Carlos

    ResponderEliminar