©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

20 nov. 2010

Dulces sueños (Paso 3)

A uno de los gatitos ya le he dado forma al completo, he insinuado parte del otro y he empezado a trabajar la suavidad y esponjosidad de los almohadones que les dan cobijo.

17 nov. 2010

Dulces sueños (Paso 2)

Y con sumo cuidado para no despertarles, seguimos dándole forma a los jóvenes felinos, centrándonos sobre todo en sus caras.

13 nov. 2010

Dulces sueños (Paso 1)

Nuevo grafito sobre la mesa de trabajo. Primeros compases sobre el papel con unos tiernos personajillos que dormitan placidamente, como conocedores de lo afortunados que son. Ya contaré la historia una vez haya terminado la obra. Ahora, es tiempo de darle al lápiz.

11 nov. 2010

El vuelo de las rapaces

Finalmente y, después de varias consideraciones, he optado por reflejar el vuelo de las rapaces a la manera habitual, pues creo que resultará más practico ya que la publicación pretende dar a conocer las riquezas naturales del paraje y al mismo tiempo que sirva de herramienta “in situ” para ayudar a identificar esa riqueza a quién se aventure a recorrerlo. Paralelamente, cambiando estas impresiones con el autor del libro, surgió la posibilidad de realizar unas obras con las rapaces y el paraje natural como protagonistas, lo cuál nos pareció a ambos de lo más interesante y, en ello nos vamos a poner manos a la obra a ver si en un par de años esa exposición puede ser una realidad.

Quiero agradecer a todos los que dejasteis vuestros comentarios en la anterior entrada “rapaces en vuelo” que me vinieron muy bien para aclarar mis ideas. Por cierto, me he decantado finalmente por utilizar medios digitales para la realización de las ilustraciones. Sin menosprecio de las convencionales, resultan bastante más practicas en estos casos.

6 nov. 2010

Curiosidad

Después de casi 14 días en el interior de la oquedad de una de las paredes de la vieja vivienda rural, aislados y protegidos del exterior, son empujados por esa curiosidad innata que alberga todo ser vivo, unos jovenzuelos gorriones comunes (Passer domesticus) que se aventuran a la entrada del nido y, atónitos, contemplan un mundo nuevo lleno de luz, colores, sonidos y olores. Al mismo tiempo reclaman la continua atención de sus padres con prolíficos chillidos para que calmen su apetito y, estos, revolotean alrededor de ellos con comida en los picos y posándose en sus cercanías, como incitándolos a que den un paso más y abandones el hogar en el que vinieron al mundo. Pero finalmente, los padres han de claudicar y acudir a alimentarlos. Por hoy ya es más que suficiente el haber dado el paso de asomarse al mundo exterior en el que habrán que desarrollar más temprano que tarde el resto de sus vidas.

Todas las primaveras y veranos paso, embelesado, buenos ratos contemplando a estas aves que tengo (entre otras) por vecinos, en su ajetreada etapa reproductiva y que creo que nadie que se haya fijado en ellos, concibe una ciudad, un pueblo, una aldea, un pequeño grupo de casas sin su bandada más o menos numerosa y vivaracha de gorriones. Forman parte del paisaje urbano. Desde que escarbamos en nuestra memoria, están presentes. En las calles, en las aceras, en parques y jardines, en los tejados. Vamos, que forman parte del mobiliario urbano y, por tanto, ahí continuarán estando. Pero lo cierto es que el gorrión común anda en declive, su número, aunque nos parezcan abundantes a día de hoy, va disminuyendo en un porcentaje preocupante que ha activado las señales de alarma de que algo está pasando con esta común especie que de seguir así en no demasiados años podría entrar a formar parte del cada vez (desgraciadamente) más numeroso club de especies en peligro de extinción. Es un síntoma más de que no podemos seguir viviendo de espaldas a la naturaleza, de que es necesario un ser humano con un pensamiento renovado, dispuesto a vivir de otra manera, más acorde con los principios que desde hace millones de años han regido el engranaje que permite la vida en este único y bello planeta.

Curisidad. Grafito sobre papel Schoellershamer duria glat 250 grs/m². 17 x 13 cm. 2010

4 nov. 2010

La Cañada de los Pájaros en peligro

En esta ocasión la entrada no tiene como protagonista a alguna de mis obras, es para hacerme eco de un lugar, un refugio, para las aves y que se encuentra en peligro de desaparecer si los problemas que la acucian persisten: La Cañada de los Pájaros, ubicada en las cercanías del P. N. de Doñana.

En el número de noviembre de la revista Quercus aparece un artículo de Arturo Valledor de Lozoya y en el que desgrana los problemas que rodean a este enclave, antigua escombrera regenerada y hoy en día con una importante variedad de vida. También ofrece la posibilidad al lector de ayudar mandando una breve carta al Consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que se tome cartas en el asunto desde la administración para solucionar estos problemas. La forma de hacerlo es sencilla. Mandar un correo electrónico a la siguiente dirección: consejero@juntadeandalucia.es con el siguiente texto:

Sr. Consejero de Medio Ambiente:

Estoy enterado de los problemas que amenazan a la Cañada de Los Pájaros y de sus causas, las cuales, además de parecer constituir una evidente vulneración de un espacio natural protegido por varias figuras legales, están produciendo graves daños a dicho lugar de reconocido prestigio medioambiental, tanto a escala nacional como internacional, y punto vital para la supervivencia de tres especies de aves amenazadas de extinción en España. Por ello, le ruego que se interese por el asunto y proceda a darle la pronta solución que su buen juicio merezca.

Muchas gracias.

Atentamente: (nombre y DNI o pasaporte)

3 nov. 2010

Nuevo grafito (II)

He trabajado algo más sobre el fondo y con uno de los protagonistas, con lo que creo que queda bastante claro de que especie se trata. Creo que es mi grafito en el que estoy utilizando más durezas diferentes y, es que me he dicho, “Lluís, tienes toda la gama de durezas de estos lápices, ¡utilízalos!” Así, que nada, me he hecho caso y en eso estoy, a ver que pasa.

2 nov. 2010

Nuevo grafito (I)

Entre las varias cosas que llevo entre manos en estos momentos, una de ellas es este grafito en el que he empezado por trabajar las texturas de la pared.