©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

28 dic. 2010

Disfruta...

... de este año que estamos a punto de empezar a recorrer.

Disfruta de las luces, colores y sonidos de cada amanecer como si fuera el primero.

Disfruta de igual manera cada atardecer.

Disfruta de los paisajes con árboles desnudos con que nos obsequia el invierno.

Disfruta del agua invernal, vestida de hielo y nieve. Siente su tacto.

Disfruta de la vida que adaptándose a las reglas que impone la fría estación la comparte contigo; pisando por donde tu pisas; respirando el mismo aire; bebiendo la misma agua.

Disfruta de cada minúsculo detalle en el paisaje, en la luz, en los sonidos del viento, en los sabores del aire, que te van indicando que la primavera se acerca.

Disfruta de la explosión de luz y de temperaturas más suaves.

Disfruta de la explosión de alegría de plantas y árboles, que contagian a aves, mamíferos, reptiles, anfibios, insectos... déjate contagiar de esa alegría.

Disfruta del milagro de la vida, que se reinventa continuamente, en millones de formas, tamaños y colores.

Disfruta de cada una de esas vidas, pues es única e irrepetible. Tú también lo eres.

Disfruta de las músicas que suenan incesantemente por todas partes.

Disfruta de esa lluvia generosa que te sacia la sed y que alimenta la vida.

Disfruta de cada detalle, de cada pequeño instante, después de la lluvia.

Disfruta del mágico arco iris, paleta de donde nacen todos los colores.

Disfruta del inmenso lienzo que es el planeta donde vives y de los infinitos colores con los que se cubre a cada instante. Y de cómo al otro instante han cambiado. Y vuelven a cambiar.

Disfruta por igual contemplando a una diminuta hormiga atareada en sus tareas de cada día y a una poderosa águila real que surca el azul cielo por encima de tu cabeza.

Disfruta del verano, continuación de la primavera para ir poco a poco apaciguando a todos sus contertulios. Es tiempo de ir relajándose. Ya no son necesarias las prisas. Nunca lo son.

Disfruta de una estación que te baña con luz y calor.

Disfruta de esos paisajes dorados al atardecer.

Disfruta de la frescura del agua y de cuán necesaria es para la vida. De que hay por tanto que mimar hasta la última gota.

Disfruta del cambio de color en la vestimenta de algunos árboles y plantas. Amarillos, ocres, naranjas, rojos... visten el paisaje. Iluminan tus retinas y te anuncian que el otoño ya está aquí.

Disfruta de los sonidos del silencio.

Disfruta con esas nuevas vidas que vienen a compartir el paisaje contigo, sustituyendo a las que se han ido a otros lugares.

Disfruta de un nuevo invierno casi finalizando el año. Y vuelta a empezar, porque la vida tiene tal ímpetu, que nunca se detiene. Nada la detiene.

Disfruta de todo lo que hay a tu alrededor. Cierra los ojos y mira. Mira cada forma de vida; cada brizna de hierba; cada piedra; cada sonido; cada silencio; cada luz; cada oscuridad; cada cambio en el paisaje y descubrirás que verdaderamente no necesitas tanto para disfrutar, para ser feliz. Descubrirás que necesitas de todo lo que tienes a tu alrededor para sentirte bien; para disfrutar. Y llegaras a esta conclusión porque te darás cuenta de que tú no eres tan diferente; de que tú eres una pieza más del fascinante entramado que es la Vida. Y de que cada pieza es única, irrepetible e irremplazable. Te convencerás por completo de que necesitamos cambiar el rumbo de nuestra sociedad. Que es sumamente necesario. Y además, que es posible un mundo sin guerras, ni hambres, ni injusticias, ni destrucción. Está en nuestras manos.

Disfruta, por tanto, de este año que está a punto de comenzar.

Disfruta de la belleza.

Disfruta de la vida.

Disfruta con la Vida.

Hazlo por ti y lo estarás haciendo también por todos los que no tienen la más mínima oportunidad.

Disfruta...

13 dic. 2010

La última del año

Un detalle de la obra en la que estoy trabajando ahora y que a buen seguro será la última de este año 2010 al que le queda poco para finalizar. Una obra para celebrar ese invierno que ya tenemos tan próximo. Invierno renovador, antesala de la primavera. Antesala de la explosión de vida. Pero en el invierno también hay vida...

8 dic. 2010

Dulces sueños

En estos días he podido finalizar este grafito de estas pequeñas gatitas que duermen plácidamente arropadas entre esponjosos almohadones. Tranquilas. Juntitas, para compartir el calor de sus jóvenes cuerpecillos. Con sus necesidades satisfechas. Viendo la escena resulta difícil pensar que hasta hace unos días estos felinos andaban por las calles y seguramente engrosarían la lista de gatos abandonados que deben sortear todo tipo de peligros inherentes a estar cerca de los seres humanos para intentar sobrevivir. Pero tuvieron la inmensa suerte de cruzarse en el camino de mi hermano, que tiene la (sana) costumbre de recoger todo lo que se encuentra. Así, ahora, su futuro se presenta más seguro y confortable y eso, sencillamente, por una actitud diferente en ese encuentro. Podrían haber tropezado con alguien que les hubiera arrogado alguna piedra o propinado una patada o, en el mejor de los casos, les hubiera ignorado continuando su camino. Son unos felinos afortunados estos.

Y dibujándolos iba yo pensando en la similitud de estos ahora frágiles seres con la naturaleza en general. Por primera vez en la historia de la Tierra –y mira que han transcurrido ya unos cuántos años- la práctica totalidad de la Vida depende de lo que haga en los próximos años un ser vivo en concreto: nosotros. El que sigan poblando este magnífico planeta cientos, miles, que digo, millones de especies de plantas y animales depende por completo de cómo lo tratemos los humanos en estos años inmediatos. Su extinción será nuestra extinción. Su supervivencia, la nuestra. Así de sencillo. Como lo es también la solución. Sencillamente con un cambio de actitud. Sencillamente con volver la mirada hacia las otras vidas que comparten nuestro viaje en esta aventura. Como hizo mi hermano. Podía haberles propinado una patada y proseguir su camino. Pero decidió compartir la vida con ellos. Devolvió una pequeña parte de lo que la Vida nos da. Y con un esfuerzo casi inapreciable. Es tan fácil que creo que es lo que más duele cuando ves como nos estamos cargando el planeta azul en el que un buen día empezó a palpitar la Vida.

“Dulces sueños” Grafito sobre papel Schoellershamer duria glat 250 grs/m². 37 x 30 cm. 14,57 x 11,81 inches

6 dic. 2010

Novedades en el blog

Con el objeto de satisfacer las consultas que algunos de vosotros me habéis hecho a lo largo de este tiempo, a partir de hoy podéis encontrar información de las obras originales que se encuentran en venta. Como veréis en la parte superior, justo debajo de la cabecera, aparecen tres nuevas páginas. Galería gafitos en las que encontraréis los originales disponibles realizados en grafito, carboncillo, tinta, sanguina, etc. Galería pinturas, por el contrario, engloba aquellos trabajos en óleo, acrílico, pastel, etc. Y una tercera página, Contacto, mediante la cuál y, rellenando un sencillo formulario, podréis solicitar más información de alguna obra, mostrar vuestro interés en adquirirla o realizar un encargo. Espero sean de utilidad estas páginas a todos aquellos que se interesan por mi trabajo. Mi más sincero agradecimiento.

1 dic. 2010

Dulces sueños (Paso 4)

¡Mira que son dormilones estos peques! Seguimos vistiendo al gatito (perdón, gatita) y al mismo tiempo también hacemos lo propio en el almohadón.