Estamos de vuelta

 


Parece mentira, pero han pasado algo más de seis años desde mi última publicación en este blog que nació para compartir mis inquietudes artísticas con quien gustara a detenerse a contemplarlas. La aparición de las diferentes redes sociales tuvieron el efecto colateral de ir dejando de lado mis publicaciones en este blog que tantas satisfacciones me había reportado hasta ese momento, sobre todo el conocer gente fantástica que gestionaba otros blogs con inquietudes artísticas y medioambientales similares.

He estado tentado en alguna ocasión de eliminar total y definitivamente esta ventana al mundo al disponer de otras vías de acceso. Las mencionadas redes sociales (podéis buscarme los que así lo deseéis en Facebook e Instagram) y mi propia página web en donde encontraréis una selección de trabajos en constante actualización. Pero no sé porque, no he sido capaz de darle al botón de “delete” al menos de momento, por el contrario, siento la necesidad de retomar el camino y seguir mostrando que hago y que soy.

Así que inicio aquí una nueva etapa en este recién estrenado 2022, esperando que sea para todos un buen año. Y lo hago compartiendo una pintura con dos elementos presentes en mi vida desde mi infancia: el gorrión y esos tejados de tejas árabes tan típicos de mi tierra y que el paso del tiempo se encarga de ir pintando. Los gorriones me acompañan desde el principio de mis días, observo su comportamiento, sus costumbres, su interacción con nosotros y también he comprobado que cada vez es más difícil disfrutar de ellos. Por otro lado, esos tejados árabes también se pierden en los principios de mi memoria. Tejados vivos, con gorriones, estorninos, cernícalos, mochuelos, lavanderas, colirrojos, lagartijas, caracoles, incluso plantas. Afortunadamente, vivo en un pequeño pueblecito en que estos tejados siguen siendo mayoritarios y en el que hay una buena población de gorriones y otros seres alados. Fruto de su contemplación, nació esta pintura de un gorrión macho soleándose a primera hora de la mañana, en esos momentos de luces mágicas.

Bienvenidas, bienvenidos. Nos vemos (de nuevo) a partir de ahora en este rincón de arte y naturaleza.


Detalles

Comentarios

  1. Fiquei muito feliz com seu retorno neste espaço maravilhoso que tanto já me encantou e continuará encantando, tenho certeza, graças a sua genial ideia de não deletar tanta beleza e magia.
    Estive visitando o seu trabalho nas outras redes sociais, mas por uma decisão pessoal, resolvi deletar meus perfis no Facebook e no Instagran. Continuo visitando os blogs amigos, sempre que posso. Meu blog permanece intacto, mas ainda não me animei a voltar como você.
    Enfim, desejo a você sucesso, muitas alegrias e saúde para esse ano que começou.
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegria ler você depois de tanto tempo. Obrigado pela sua presença e pelas suas palavras. Eu te entendo perfeitamente, as redes sociais muitas vezes me saturam. Vou tentar (e depois do seu comentário ainda mais) postar regularmente.
      Meus melhores desejos para você neste ano de 2022. Beijos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares