©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

6 oct. 2009

Probando con el pastel

Hace ya más años de los que me acuerdo me regalaron una preciosa caja de madera de lápices de pastel. Aunque es una técnica a la que siempre le he tenido ganas, lo cierto es que por unas cosas y otras nunca he hecho nada. Nada hasta la semana pasada. No se que me impulsó a rescatar esa caja de la estantería, pero lo cierto es que lo hice y me puse a darle a aquellos lápices. Para complicarlo un poco más, he trabajado sobre un soporte poco habitual en el pastel (al menos yo no he encontrado referencias), una tabla de madera y el resultado es el que podéis ver en esta obra en la que de nuevo el protagonista es un cernícalo primilla. Aunque todavía queda mucho por mejorar, lo cierto es que el pastel me ha sorprendido gratamente y he disfrutando en su realización. Como no tenía mucha variedad de colores he tenido que obtener alguno de ellos a base de mezclar varios colores y eso me ha permitido, seguramente, descubrir más las posibilidades del pastel. Creo que no será la última.

Pastel sobre tabla, 41 x 28 cm. 2009

7 comentarios:

  1. Pues muy buen resultado. Creo que nunca te podré decir que algo te ha quedado mal. A mí me parece que eres buenísimo dibujes con lo que dibujes y en el soporte que sea.

    Un saludo! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Sorprendente, la técnica del pastel es muy enriquecedora, se logran verdaderas maravillas y tú puedes hacer con él más que maravillas, felicitaciones.


    un abrazo

    Paola

    ResponderEliminar
  3. ¿Pastel de cernícalo?
    ¡Ah, bueno!: ¡cernícalo al pastel! Eso es otra cosa.

    Bromas aparte, el resultado se ve muy bello, incluso diría que espectacular por haber posado al cernícalo en tan elaborado capitel. Sin duda ha salido un ave de alta alcurnia.

    Bueno, Lluís ¿con qué nuevo pastel nos deleitarás?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Mamen: Lo cierto es que eres demasiado benevolente conmigo con tus comentarios. Yo casi siempre me quedo con la sensación de que podía haber dado mas.
    Paola: Te tengo que decir lo mismo que a Mamen, miras con muy buenos ojos mis trabajos. Gracias
    Otro abrazo para ti.
    Javier: No des ideas con lo del pastel de cernícalo, que hay gente que le gusta probarlo todo. Gracias también por tu comentario.
    Ya ando liado con otro... pastel, este es de otro sabor!
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu visita y saludos...
    Guau, qué puedo decir, que ante tus trabajos maravillosos siento que tengo tanto que aprender, si estuvieras cerca te pediría que fueras mi maestro jejeje.
    Mi abrazo
    Evangelina

    ResponderEliminar
  6. joder Luis!! impresionado me dejas!! que calidad has conseguido con el pastel, sobre todo por ser tu primer trabajo. Yo no tengo tanta paciencia, así que lo he utilizado como si fueran barras de cera. De cualquier modo, que la pintura salga directamente de los dedos y no de un pincel es un auténtico gustazo, hay como mas relación con la misma pintura. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Evangelina, gracias a ti por tu visita y por tus palabras, aunque creo que eso de maestro es una palabra muy grande para alguien como yo al que le queda tanto por aprender. Un saludo
    En efecto, Jose, esa sensación de trabajar con los dedos es toda una gozada, aunque al principio es fácil perderte y echarlo todo a perder. Hay mucho por aprender. Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar