©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

1 may. 2013

Fieles a su cita

Como cada primavera, se renueva la vida en nuestros campos y, quizá donde más se advierten estos cambios sea en las aves, debido a su movilidad. En efecto, especies que habían pasado con nosotros los rigores del invierno nos abandonan y emprenden viaje a sus áreas de reproducción y a su vez, otras especies vienen ahora a pasar la primavera y el verano en nuestras tierras, es decir, que podemos ser testigos privilegiados de la reproducción de numerosas especies llegadas de otros países y continentes.

Es el caso del alcaudón común (Lanius senator) un ave audaz llegada de tierras africanas. Anda ya desde hace unas semanas por aquí, oteando posibles presas desde la punta de la rama más prominente de los almendros. También dejará patente que ese es su territorio a quién ose adentrarse en él al tiempo que emite cantos de amor para conquistar a una hembra. Con un plumaje que juega con el negro y el blanco, es llamativa su cabeza pardo-rojiza. Por cierto, el otro día un amigo en Facebook me comentaba acerca de esta especie el porque de “senator” en su nombre científico. Según me decía es debido a que ese color de la cabeza es el mismo que utilizaban los senadores romanos en sus capas.

A disfrutar la primavera, que con las lluvias acaecidas se presenta pletórica.



8 comentarios:

  1. Maravilhosa imagem!!! Você é um craque! ;)
    Com a chegada da primavera, vêm as cores e a inspiração dos pincéis e lápis, verdade?

    Beijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obrigado, Teca. Sempre tão amigável. Você está certo, a mola que espalhar a sua paixão pela vida.
      Um beijo

      Eliminar
  2. Preciosa ilustración Lluís. Un detalle exquisito y, una textura de fondo que realza al alcaudón y da naturalidad.
    Se te echaba de menos. Espero que tu siguiente entrada no se demore tanto... ya no tengo uñas que comer.
    Un fuerte abrazo
    Potri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo Antonio. Tomo nota para que no vuelva a ocurrir, quiero que te vuelvan a crecer las uñas, aunque en ocasiones es sumamente complicado atender todos los frentes. Que te voy a contar a ti.
      Abrazos

      Eliminar
  3. Esta delicada ilustración de alcaudón común alterna muy bién la simplicidad y el detalle, felicidades LLuís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marc. Si, andaba buscando en esta ilustración un equilibrio entre el detalle y la sencillez.
      Saludos

      Eliminar
  4. Precioso el alcaudón. A ver si se deja ver alguno por lo que a mí respecta ;) Saludos afectuosos Lluís. Mamen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mamen. Seguro que si se te dejara ver más de uno. Lo que si es lamentable es que ya es un hecho constatado que las aves más ligadas a nosotros, tanto las de la ciudad como las del campo son cada vez menos. Tendremos que hacer algo si no queremos quedarnos sin su compañía.
      Abrazos

      Eliminar