©Copyright. Lluís Sogorb All rights reserved. Todas las imágenes que aparecen en este blog están protegidas por la ley de la propiedad intelectual. Está prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este blog sin el permiso por escrito del autor.

20 nov. 2009

Entre ramas

El otoño nos trae cambios en las horas de luz, en las temperaturas y en el paisaje. Pero también nos los trae con la vida. Muchos árboles y plantas se adormecen, los insectos van “desapareciendo” y muchas aves se van buscando temperaturas más suaves. Pero también otras aves aparecen ocupando el sitio de las que se han ido. El colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus) es de esas especies que ascienden de África en primavera para anidar en la mitad norte de la Península Ibérica y gran parte de Europa. Por estas tierras se le puede ver en esas fechas en que realiza sus desplazamientos migratorios, sobretodo el postnupcial y, entre septiembre y octubre suele permanecer unas semanas en una zona por la que tiene especial querencia, fundamentalmente porque reúne alimento, agua y frondosa vegetación donde ocultarse. Una vez ha descansado y ha aumentado su grasa corporal, continua su viaje que le llevara al continente africano. ¡Increíble y fascinante esto de la migración!

“Entre ramas” Acrílico sobre tabla 28 x 21 cm. 2009

9 comentarios:

  1. Qué hermosa ave Lluis, has logrado un bello resultado, se percibe hasta la frescura del ambiente húmedo de otoño...
    En mi país hay gran variedad de aves también, mi favorito es el Martín Pescador, lo disfruto todos los veranos en mis vacaciones en la Isla de Chiloé, es una delicia verlo detenido en el aire unos segundos antes de pescar a su presa...
    Abrazo
    Ev...

    ResponderEliminar
  2. Guau!!! que alguien me de un pellizco, porque te ha quedado, vamos fantástica, increible, sensacional, si parece una fotografía y más bella aún porque está pintada, uff que bonito, me alegro mucho de haberte encontrado porque aprendo de ti muchas cosas, eres un gran Padre, un artistazo y sé que una buenisima persona ya que lo demuestras en pinturas, no dejes de pintar nunca.

    felicitaciones


    mi mas grande abrazo

    Paola

    ResponderEliminar
  3. Gracias Evangelina por tus palabras. Celebro que aprecies y disfrutes de las aves de tu país. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Paola, no tengo palabras para agradecerte tus comentarios, aunque creo que no estoy a la altura de todos esos elogios hacia mi persona con que me obsequias. Todos los días me quedo corto y se que podría haberlo hecho mejor en todas las facetas. Eso si, intento superarme y hacerlo mejor, como padre, como artista y como persona. El apoyo de personas como tu le ayudan a uno a que así sea. Por tanto, soy un afortunado por todas las personas que como tu visitan este pequeño rincón para seguir mi trabajo.
    Me emociona profundamente que mis trabajos te transmitan sensaciones y que incluso puedan enseñarte algo. Mil gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola Lluís.
    Espectacular el resultado del colirrojo.
    Hay un detalle que me ha gustado mucho, y es: precisamente, la triple división de la rama que se antepone al pájaro. Has acertado de pleno en darle ese protagonismo.
    Muchas veces, esas fotos, dibujos etc., tan limpios ante la cámara, no hacen más que falsear un poco el huidizo comportamiento de ciertos animales muy dados a lugares de vegetación densa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso. ¡Es que parece tan real! Me quedo sin palabras cuando veo tus acrílicos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. Javier: Tienes toda la razón y eso es lo que he tratado de reflejar con esta composición. La mañana que estuve observándolo casi me vuelve loco de tanto ir de aquí para allá y de escurrirse entre laberintos de ramas y hojas. Un saludo

    Miazuldemar: Hola Mamen. Gracias por la visita y tu comentario. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Luis, ese colirrojo es una auténtica belleza. Mi enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Lluis.
    Estoy de acuerdo con lo que dice Javier, como ya te comenté, al principio no veía la imagen, no entendía porqué ponías esas ramas por delante... pero el resultado es magnífico, pues es asi como podemos ver al colirrojo en la naturaleza.
    Saludos

    ResponderEliminar